Make your own free website on Tripod.com

Cómo diseñar una página web


Los recursos para diseñar una página web son muchos: los actuales programas editores ofrecen la posibilidad de modificar el color del fondo, cambiar el tamaño y el color de las letras, incorporar marcos (frames), incluir gráficos fijos o animados. Además, existe una gama de recursos adicionales : sonido, video, transmisión en simultáneo, subprogramas Java ...

Muchas veces, sin embargo, estos recursos se utilizan sin ningún propósito. Jacob Nielsen, a quien expertos como el editor de ZDNet, Jesse Berst han llamado "el hombre más inteligente de la red", ha pasado los últimos años analizando los hábitos de los usuarios de Internet de forma estadística y científica, y ha llegado a importantes conclusiones sobre lo que y lo que NO se debe hacer al diseñar una página.

Aquí sintetizamos las más importantes recomendaciones de Nielsen, que no son una verdad absoluta, pero sí buenos criterios para atraer más visitantes a su página...

1) Evite usar marcos (frames). Los marcos pueden parecer atractivos, pero tienen muchos inconvenientes: reducen el campo de lectura, sus páginas interiores no pueden grabarse entre sus favoritos, la impresión resulta complicada y la predictibilidad de qué sucederá cuando se presiona un "link" se esfuma.

2) No use tecnología innecesaria. Nielsen ha comprobado que los usuarios simplemente detestan páginas que requieren programas extra (plugs-in) de audio, video, subprogramas Java, Active-X o Vextreme para que una página funcione correctamente. En la mayoría de los casos, estas tecnologías no aportan nada especial, incrementan el tiempo de bajada y frecuentemente hacen que versiones antiguas de navegadores colapsen.

3) Cuidado con las animaciones. Todas esas flechas, textos, dibujos y gráficos que se mueven, brillan y cambian de forma constantemente... ¿Atraen usuarios? Según Nielsen NO. Por el contrario, las imágenes que se mueven constantemente confunden al usuario, porque presionan sobre su visión periférica y le obstaculizan la lectura de lo que es importante.

4) Procure simplificar su URL. El URL (Universal resource locator) es la dirección que debe escribir un usuario para llegar a su página en el web. Muchas veces las páginas católicas no cuentan con los recursos para contratar un servidor; pero el precio de alojamiento de páginas, especialmente en servidores norteamericanos, están bajando cada vez más, haciendo cada vez más posible contar con una dirección (domain) propia. En la medida de lo posible, es preferible evitar instalar direcciones en servidores gratuitos como geocities, angelfire y otros, porque además de proporcionar direcciones imposibles de recordar, abren una ventana de propaganda que, además de ser desagradable, reducen la velocidad de transmisión y hacen colapsar los navegadores de usuarios que navegan con más de una ventana abierta. El URL ideal es siempre www.(su institución).org. Pero si esto no es posible, por lo menos evite usar direcciones que requieran mayúsculas y sobre todo, NUNCA use el caracter "~", pues mucha gente no sabe cómo escribirlo.

5) Cuidado con las páginas innecesarias o "huérfanas". Una página de bienvenida que obliga a hacer un nuevo "click" para dar con el contenido es algo que, según Nielsen, los usuarios soportan sólo la primera vez. Una página de más se justifica muy pocas veces; como cuando un sitio web ofrece numerosas alternativas simultáneas, por ejemplo, varios idiomas. Es necesario evitar también las páginas "huérfanas". Asegúrese que sus páginas interiores orienten a los usuarios sobre dónde se encuentran y cómo pueden retornar a la página principal.

6) Prefiera páginas cortas. Nielsen ha detectado que la capacidad de lectura de los usuarios en el web está aumentando, pero insiste en que las páginas no deben ser muy largas. Es mejor hacer un link a una continuación.

7) ¿Música de fondo? Algunos quieren dar la bienvenida a su página con música de fondo (usualmente un archivo en formato MIDI). Muchos aprecian el gesto, pero después de pocos segundos, el sonido puede volverse molesto. Además, para alguien que navega de noche o en un lugar público, la música de fondo de una página puede resultar incómoda, cuando no embarazosa. Lo mejor es que los archivos musicales sean opcionales.

8) Evite poner condicionamientos. No diseñe su página para que se vea mejor con un navegador que con otro, sea Netscape o Internet Explorer. Tampoco ate el diseño de su página a un determinado formato de pantalla (640x480, 720x480 o 800x600). Procure que su página sea lo más universal y abierta posible.

9) Actualice la información. Es importante actualizar la información de su página, especialmente si se trata de una página oficial. La página de una diócesis, una congregación o una parroquia, por ejemplo, no puede estar desactualizada en términos de sus autoridades, sus documentos más recientes, etc. No hay que olvidar que una página es una fuente de información. Si no la proporciona, ésta pierde parte importante de su razón de ser.

10) Rapidez ante todo. Una página no debe demorar en bajar. Recuerde que los múltiples gráficos demoran enormemente el tiempo de bajada de una página. Un usuario paciente esperará que baje una primera vez, pero luego no regresará. Las páginas web no son libros que requieren tapas vistosas. Son ante todo recursos que deben proporcionar material útil.

11) Atención al diseño. Que las páginas sean recursos prácticos no significa que debe descuidarse el diseño. Es fundamental compatibilizar la practicidad con la buena presentación. Entre otros detalles, uno importante es el de la compatibilidad. Las páginas interiores no pueden tener diseños radicalmente diferentes a la principal. Todo el website, en ese aspecto, debe conservar la coherencia. Nielsen sugiere no cambiar fondos de página, tipo de letra, etc.

12) Servicios sobre novedad. Nielsen descubrió en una reciente investigación, que los usuarios de Internet han comenzado a ser más "conservadores" y a perder el entusiasmo por nuevos programas. Por eso, es recomendable mejorar los servicios que da una página en vez de preocuparse tanto por incorporar nuevas tecnologías.

Finalmente, una vez más, ninguno de estos principios es absoluto, pues la naturaleza de algunas páginas pueden requerir alguna de estas variables. Lo importante es que la forma contribuya al fondo de lo que se quiere comunicar.

DIPACarrow_yellow.gif (116 bytes) Cómo diseñar una página web